Disfraces caseros para principiantes

bruixa

Los que me conocen saben que mi relación con las manualidades no es un camino de rosas. De hecho, tengo varios traumas. En 5º de EGB [sí, soy lo suficientemente mayor como para haber hecho el EGB], la señorita Seco destrozó delante de toda la clase mi camaleón de cartulina porque ‘estaba tan mal que no se lo podía enseñar a mis padres’… y mi primer suspenso fue en 7º de EGB en… ¡!!Labor!!! [Sí, era un cole de monjas. No, creo que no tengo más traumas]. Leer más…