Vall de Núria con niños. Primer día en la nieve [por fin]

DSC_0126

¿Cuándo iremos a la nieve? ¿Cuándo iremos a la nieve? Es una de las frases que llevo oyendo en casa de la familia gorila desde que hace un año la vuelta ciclista a Catalunya frustró nuestra primera incursión a la nieve [aquí podéis leer la crónica de nuestro fracaso]. Este año lo hemos intentado un montón de veces pero el tiempo no nos ha acompañado y que queréis que os diga para subir hasta la montaña y no poder ni movernos de frío, la ventisca… hemos preferido esperar el momento adecuado y… [por fin] ha llegado.

Después de una gran comilona con amigos en Mura, un pueblecito medieval cerca de Manresa [os lo explico en un post en breve] nos dirigimos hacia Ribes de Freser. El plan era hacer noche allí, en un hotelito muy correcto pero nada Pinterest donde nos dieron de cenar y dormimos la mar de bien. Normalmente los alojamientos los escojo yo pero esta vez, todo quedo en manos del macho alfa [de ahí lo poco Pinterest del lugar pero practicidad y economía al máximo].

big-vdn-hivern-2-cremallera-vdncremalleragaleria4

Foto: Vall de Núria

El hotel estaba a dos pasos de la estación del cremallera de Núria, la única manera de llegar hasta la Vall de Núria [la única quiero decir sin pasar más de 5 horas caminando entre montañas nevadas, que se puede, poderse, se puede]. Os aconsejo que le echéis un vistazo a la página web de la Vall de Núria y decidáis qué vais a hacer allí porque os ahorraréis unos euritos. Para empezar el billete del cremallera es un 10% más barato si lo compras por internet.

En invierno hay diferentes combinaciones. Cremallera y menú en alguno de los restaurantes, cremallera y forfait de esquí…. pero me temo que en primavera ya no.

DSC_0109.JPG

IMG_3461.jpg

A los gorilas les encantó el viaje entre montañas. Sobre todo cuando empezó a aparecer la nieve. Y la salida del túnel por encima del lago medio helado, y la estampa del Monasterio de Núria impresiona bastante, especialmente para dos gorilas que ven la nieve casi por primera vez.

Al salir del cremallera casi queríamos volver a entrar. Hacía un frío terrible y una ventisca que levantaba tanta nieve que parecía que estaba nevando. De hecho, los gorilas creyeron que estaba nevando y no podían estar más ilusionados.

En Núria hay muchas cosas qué hacer con niños. Hay clases de esquí para peques, puedes alquilar un trineo y lanzarte por las pistas de principiantes o lo que hicimos nosotros que fuimos directos al Parque lúdico. Los peques pagan entrada de una hora y los adultos acompañan. Pero en este caso es acompañamiento activo, es decir el macho alfa y yo también nos tiramos en trineo y nos montamos en el tubbing.

IMG_3451

Son unos macrotoboganes y te tiras por ellos subido en un flotador redondo. La primera vez creía que me daba algo y que no salía viva de allí [con lo que yo he sido] y pensaba: y la siguiente es mi hija. Tengo que pararlo. Tengo que pararlo. Cuando vi que llegaba abajo enterita, ya me relajé y ya no paramos de subir y bajar.

Os aseguro que con una hora los peques tienen más que suficiente. De hecho, fueron los gorilas quienes quisieron ir a hacer un muñeco de nieve mientras su madre decía: la última en el tubbing, porfa la última. 😀

Así que fuimos a la zona del lago y empezaron las batallas de bolas de nieve, el diseño de muñecos de nieve con algunas familias de profesionales que se habían traído hasta la zanahoria [¡].

DSC_0107

Con el frío, el picnic estaba descartado y la verdad es que la oferta gastronómica de Núria pica mucho sin ser nada del otro mundo. Es lo que hay. Después de comer, estuvimos un ratito más en la nieve y ya fuimos a coger el cremallera de vuelta. Los gorilas estaban derrotados pero os puedo asegurar que sus padres estaban para el arrastre.

Así que ha sido un fin de semana genial con un montón de primeras veces para todos ¡por fin han estado en la nieve! No era tan blandita como ellos se esperaban y hacer un muñeco de nieve no es tan fácil como parece en Frozen. Pero tirarse en el suelo a hacer el ángel, los trineos y el tubbing lo han compensado con creces.

¿Cómo fue la primera vez de vuestros peques en la nieve? ¿Esquiáis? ¿y los peques también? ¿Alguno de vosotros ha probado el tubbing y la primera vez pensó que no iba a salir vivo de allí?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s