Peluquerías para niños en Barcelona. Cortarles el pelo se convierte en un plan

pelu1Los gorilas nacieron con poco peso pero con mucho pelo así que no tardamos mucho en tener que cortárselo. Es uno de los temas que más dolores de cabeza nos ha traído: lloros, berrinches, trasquilones. Ahora, con casi cuatro años, ya le han cogido el gustillo a las tijeras pero es que, además, hemos encontrado la pelu ideal. 

A los pocos meses de vida al gorila R se le cayó el pelo de los lados de la cabeza y le quedó una cresta en medio de la cabeza. Le empezamos a llamar Neymar al pobre. Yo, que todavía estaba de baja, lo miraba, lo miraba y pensaba: No puede ir así, hay que cortarle esos pelos. Pero no hacía nada. Y un día después de mirármelo mucho, mis hormonas post-parto me impulsaron a saltar del sofá. Cogí unas tijeras y zas!

El pobre lloró como una magdalena. Lo hice con muchísimo cuidado, hablándole suavecito y seguro que no le hice daño pero la visión de su querida mami gorila, acercándose tijeras en mano, y notar que perdía algo que le pertenecía le pareció un drama total. Cuando se calmó y le bajaron los colores, le miré satisfecha: Mi gorila ya no era Neymar.

Así que empecé a cortarles yo el pelo cuando era necesario. Los sentaba en la trona en el lavabo y empezaba la sesión de peluquería. Lloros, gritos [un horror]. La gorila A todavía no llevaba gafas y le cortaba un flequillo cortito monísimo pero me costaba la vida que quedara recto. Y luego llego el corte de chico. Me veía capaz de hacer la forma de melena de la niña pero ¿cómo se corta el cabello a un niño? No me atreví a pelarlo con la máquina.

pelu2

Decidimos ir a una pelu del barrio. Tenían unos adaptadores para los sillones, batas de dibujos y juguetes y libros para distraer a los peques. La gorila A bien, encantada de mirarse al espejo mientras le cortaban el pelo. Cuando lo llegó el turno al gorila R… llantos, mocos, mami, mami… total que se sentó encima de mí y cada vez que notaba las tijeras  cerca de la cabeza lloraba y lloraba. La pobre peluquera empezó a ponerse nerviosa y acabamos muy rápido y con la cabeza llena de trasquilones [que luego tuve que arreglar yo, con más lloros, claro :(].

Pero, por fin, llegó nuestra salvación. La pelu La Geganteta en el barrio de Gràcia en Barcelona. Es un local muy chulo donde los peques se distraen en una zona de juegos o pueden pintar en los cristales del escaparte mientras esperan su turno. Los asientos son coches antiguos y delante tienen una pantalla donde pueden ver dibujos [yo creo que esto es lo que marca la diferencia].

Mis gorilas van encantados porque saben que si se portan muy muy bien pueden mirar debajo de la falda de la Geganta que da nombre al local por si tiene algún caramelo para ellos ¡y no falla nunca!

Así que al final, ir a la pelu ha pasado de ser un drama que había que cumplir cada cierto tiempo a ser un plan fantástico para pasar la tarde.

¿Y vosotros les cortáis vosotros mismos el pelo a vuestros peques? ¿Os ha costado tanto como a mí que vayan contentos a la pelu? ¿Algún trasquilón?

Anuncios

4 comentarios en “Peluquerías para niños en Barcelona. Cortarles el pelo se convierte en un plan

  1. guau! nos encantan esos ojos gorilas con los que nos han mirado. Es TAN real: agarras tijera o moto y cortas… y como el “pienso luego existo”, luego llegan muchas situaciones.
    La nuestra? montamos la peluquería La Geganteta!!!
    La peti nació con matorral de pelo; cortamos hasta que pudimos (4 veces en primer año y entonces no entendíamos nada de técnica de peluquería), luego de ver millones de HOrrores decidimos: “peluquería” pero como no conocíamos sobre servicio infantil en exclusiva , íbamos a la pelu tradicional… pero no había manera, era un drama total… hasta que en un paseo por Buenos Aires, Argentina, con poco menos de 2 años, ella misma nos pidió a gritos entrar en un sito: una peluquería infantil! Hoy día, no solo se corta en La Geganteta sino que es nuestro rincón y lo ama… un poco terrible ahora “tens el cabell una mica llarg, has d’anar a La Geganteta” jajajajajaaaa no sabemos qué cara poner cuando lo dice!
    Cuando leemos sobre nosotros nos sentimos acompañados, valorados, alimentados… tantas cosas… agradecidos. Gracias por elegirnos. Gracias por hacer de tu opinión un post. Gracias por describirnos tan lindo. Gracias de verdad Arantxa. Nosotros intentaremos seguir haciendo esta peluquería con el corazón. Un beso, Natalia y Frank.

    Le gusta a 1 persona

  2. Ja ja! Costó un poco sí… Sobre todo con Iván… Hasta que conocimos a María, Diana y Yoli de Despeinadas y ahora vamos tres generaciones de la familia. 😉
    La que comentas me llamó mucho la atención cuando la vi… Si hubiera tenido peques la hubiera probado!
    Ahora Iván ya va solo y Héctor… hace bastante tiempo que no va… ¡Hasta el miércoles que viene! La duda es qué ocurrirá con su larga melena! 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s