Viajes que he hecho sin hijos y que me gustaría repetir con ellos

toscanacaminando.jpg

Siempre os digo que el macho alfa y yo hemos sido, somos [y espero que seamos] muy viajeros. No tanto de irnos a la otra punta del mundo [que también] sino de hacer viajes largos en coche que nos permitan descubrir un montón de cosas de los sitios a los que vamos. En algunos de esos lugares pensaba si algún día tengo hijos quiero volver aquí con ellos y en otros ni se me pasaba la cabeza el futuro churumbel. 

Y ahora que ya tengo churumbel, y no uno sino dos, veo que con ellos no volveré a viajar igual hasta dentro de un tiempo. Que la improvisación y él venga, hacemos 400 kilómetros de más para ver algo que no estaba en los planes porque total ya que estamos aquí… todo eso lo vamos a dejar aparcado una temporada. Pero os diré que también me encanta viajar al ritmo infantil. Buscar actividades para ellos en la otra punta del mundo. Pasar de los museos y buscar un parque. Retirarse al anochecer pero empezar a explorar muy temprano. Cada cosa tiene su encanto.

Pero vamos al grano. Estos son los viajes que me encantaría repetir con mis gorilas.

eretrat.jpg

Ruta por Bretaña y Normandía. El macho alfa y yo somos bastante frikis de la Segunda Guerra Mundial y visitar la playa de Omaha donde se produjo el Desembarco de Normandía nos pareció un plan increíble. Y lo fue. No sólo por la parte histórica sino porque esos dos departamentos franceses son una maravilla de paisajes, acantilados, pueblecitos medievales. Hicimos una ruta de tres semanas en coche desde Eretrat hasta los castillos del Loira, alojándonos en chambres d’hôtes con lugareños de lo más dispar. En una granja de patatas, en una vieja escuela con vistas al Mont Sant Michel.

stmichel2.jpg

pointduraz1.jpg

Y allí fue donde hicimos los 400 kilómetros de más para ver la puesta de sol desde la Pointe du Raz, el Finisterre francés. Esas locuras no las haría ahora con mis gorilas. Este viaje lo repartiría en tres.

stmalo1.jpg

normandia2.jpg

Y en vez de levantar campamento cada noche o cada dos, tendríamos un campamento base pero no querría que se perdieran una ciudad para jugar a los piratas como Saint-Malo, quizás comer ostras acabadas de salir del mar en Cancale y ver las baterías antiaéreas que abandonó el ejército alemán tras el desembarco [esto quizás cuando sean un poquito más mayores].

cubacocoloco.jpg

Ruta por el Este de Cuba. ¿Cuba y niños? ¿Por qué no? Es el caribe, las playas son maravillosas y la gente increíble. Aquí también hicimos una ruta de tres semanas de las que necesité todo el año siguiente para recuperarme y aun así, se nos quedaron un montón de cosas en el tintero. Allí también dormimos en casas particulares y si volviera con los gorilas, repetiría en algunas de ellas. Nos trataron casi como si fuéramos de la familia [también es verdad que el macho alfa y yo tenemos bastante palique en estas circunstancias] y nos sentimos como en casa y lo que aprendimos hablando con ellos sobre lo bueno y lo malo de la Revolución y del régimen de Castro fue también una increíble lección de historia.

cubasantaclara2.jpgIría con los gorilas más mayores sobre todo por el calor tropical y también para para que pudiéramos hacer submarinismo juntos [si es que salen a la mami gorila en eso] mientras el macho alfa espera en la playa.

cubavinales

cubatrinidad1

Volveríamos a montar a caballo por la ruta de los Mogotes en Viñales y bailaríamos con los lugareños en la casa de la trova en Trinidad. Pasearíamos por La Habana vieja y nos tomaríamos un helado en el Copelia… [mira que estoy a punto de irme a hora mismo]. A ver qué queda de todo esto en unos años.

toscanapaisaje.jpg

Ruta por Umbría y la Toscana. Fue nuestro último viaje largo antes de convertirnos en papis gorila. Tres semanas en coche durmiendo de nuevo en affitacameras [casas particulares] con gente encantadora. La pareja de la casa donde dormimos en Peruggia nos invitó a merendar con ellos y sus amigos en su jardín y hacían ver que nos entendían en nuestro italo-español lamentable. Lo que nos reímos. No nos reímos tanto intentado salir en coche de las callejuelas de la ciudad alta [y una multa que nos encontramos al volver a Barcelona  😦 ].

toscanaarezzoEs un viaje para disfrutar del paisaje por el valle del Chianti y por eso no muy apto para plantearlo así con gorilas que lo único que quieren es llegar, a dónde sea pero llegar. Y esa es una de las ventajas de repetir un viaje que ya has hecho. No tienes la necesidad de volverlo a hacer igual y te puedes dedicar a visitar lugares concretos. Incluso a llegar vía autopista, que en nuestro viaje estaba prohibido [lo mejor de este tipo de viajes es perderse por carreteras secundarias ¿no?].

toscanalaura.jpg

Si repitiera con los gorilas, volvería a la opción del campamento base y en este caso además sé que sería en la casa de Laura, a pocos minutos de Siena, con una piscina con vistas a los viñedos del valle de Chianti, un lugar increíble. Y desde allí visitaríamos lugares mágicos como la misma Siena, la plaza de Arezzo donde se rodó La vida es bella, la pequeña Monteriggioni y nos comeríamos un helado rodeados de guiris [como nosotros] después de haber subido a la torre más alta de San Gimignano.

lucabicis.jpg

termastoscana.jpg

Alquilaríamos unas bicis en Luca para pasear por la muralla o nos bañaríamos [compartiendo espacio vital con cientos de locales] en las termas de Saturnia. Y comeríamos pasta y pizza por un tubo.

Hay más viajes que repetiría con mis gorilas y otros lugares que quiero conocer de primeras con ellos y algunos que ya hemos conocido los cuatro juntos pero estos tres son sin duda los que el macho alfa y yo recordamos con más intensidad.

¿Dónde volveríais a viajar pero con hijos? ¿Qué cambiarías?

Anuncios

5 comentarios en “Viajes que he hecho sin hijos y que me gustaría repetir con ellos

    1. Sí!!! yo también estuve. Pero no pude desvirtualizar mucho porque me tuve que ir pitando. la próxima vez charlamos. Por cierto me encanta eso de redescubrir el mundo dcon ellos. Un beso y gracias por comentar!

      Me gusta

  1. Hola!! hay un viaje que cuando lo hicimos pensamos justamente esto, cuando tengamos niños volvemos!! es el de los parques naturales de la costa oeste de EEUU, nosotros hicimos una ruta un poco diferente a la habitual y subimos hasta Yellowstone, y nos encantó!! con ellos imposible hacer las kilometradas que nos metíamos, tendríamos que ser más selectivos y no abarcar tanto pero cualquier parque de allí es super family friendly. Eso sí ya podemos preparar el bolsillo :O
    A la zona de la Toscana fuimos cuando tenían 7 meses y aunque el sitio es precioso fue muy pesado para nosotros viajar con dos bebes tan pequeños, desde entonces nos planteamos vacaciones más relajaditas.
    Ánimos con el blog no sé de dónde sacas el tiempo, yo por la noche estoy fundida!!

    Me gusta

    1. Oh!! la Costa Oeste está en mi cabeza desde hace tiempo pero esperaremos un poquito para hacerlo con los peques. Nosotros también hemos bajado el ritmo, cuando eran bebés hacíamos más rutas pero ahora preferimos que disfruten de las vacaciones a su ritmo #slowholidays 😀

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s