Conciliar en verano ¡misión imposible!

photo-1439509237186-23d929852037

Me encanta cuando empieza el buen tiempo porque significa que se acerca el veranito, y sobre todo porque parece que las vacaciones están aquí mismo, a la vuelta de la esquina. Pero ¡no! Hasta agosto todavía quedan dos meses llenos de obstáculos en la organización de la logística familiar.

Hasta finales de junio todavía hay cole así que no debería suponer mayores problemas para la conciliación que el resto del año [que ya es]. Pues no. Ha empezado la jornada reducida en los colegios públicos [ignoro si los concertados también la hacen]. Los gorilas se quedan a comer, hacen una siestecita y para casa. Yo trabajo media jornada y me puedo organizar para llegar a las 3:30 pero muchas familias tienen que dejarlos en permanencia [cash] o empezar [ya] a pedir favores a los abuelos.

Más allá del problema que pueda suponer el tema de los horarios, creo que sacar los niños a la calle con el tremendo sol que hace estos días no es humano, los columpios del parque arden y no se puede estar. No sé cuál podría ser la solución pero está claro que la jornada reducida durante 20 días es un descalabro.

Y para descalabros el que empieza en julio y no precisamente para la conciliación [que vuelve a la normalidad horaria] sino para la economía familiar. Los casals d’estiu [campamentos de verano]. Después de 20 días de ir al cole sólo por las mañanas, de repente los gorilas van a verse cada día hasta la tarde otra vez, con el consabido relajo para la mami gorila que no tendrá que correr por las calles bajo el sol abrasador del mediodía para llegar a tiempo a buscar a sus retoños, pero con un poco de lío mental para ellos.

Según como se organiza las vacaciones cada familia pueden ser una, dos, tres, cuatro y hasta cinco semanas de casal. Pero pongamos que hacemos vacaciones en agosto: cinco semanas en el casal y en agosto no nos vamos a ningún sitio porque no hemos dejado el presupuesto en el casal [ARGHH]; Cuatro semanas de casal, una semana con los abuelos [porfa, gracias] y un mes de vacaciones juntos; tres semanas de casal, una semana con los abuelos [porfa, gracias], una semana con uno de los padres y tres semanas de vacaciones juntos…

Éste es sólo un ejemplo de organización familiar, hay tantos como maneras de encajar un tetris infinito. Lo bueno es que al final del túnel están las vacaciones [por fin]. Y sea el tiempo que sea que podamos disfrutar los cuatro juntos, no habrá qué pensar en horarios, en pedir favores, es el clímax de la conciliación… al menos hasta principios de septiembre.

No sé cuál puede ser la solución. Probablemente pasa por hacer un horario más intensivo tanto en los trabajos como en los coles durante todo el año y repartir algunas semanas de vacaciones durante el curso escolar para no enfrentarnos a los terribles tres meses de vacaciones de verano.

¿Qué pensáis? ¿Qué propondrías vosotros? ¿Y cómo os organizáis el final de curso y hasta que llegan las vacaciones?

Anuncios

8 comentarios en “Conciliar en verano ¡misión imposible!

  1. La escuela de verano de mi mayor es en su misma escuela, me parece cruel que se pase los días esperando que se acabe el cole y volver a mandarla cuando termine jajaja se nos vendrá a casa y seremos una mamá trabajando de noche y tres polluelos sudando de día… c’est la vie porque este año ni vacaciones ni nada.

    Me gusta

  2. mi ninya no va al cole pero aquî hablan de hacer las vacaciones de verano màs cortas (y eso que son ûnica y exclusivamente julio y agosto), que ocuparse de sus propios hijos sea un problema quiere decir que algo està mal…

    Me gusta

    1. Sí, el sistema no está muy bien montado. Hombre, ocuparme de mis hijos no es un problema pero, tal como están las cosas, tanto el macho alfa como yo tenemos que trabajar. Gracias por pasarte y comentar

      Me gusta

  3. Pues hemos sobrevivido estos años como dices: convis, casals y avis a punta pala….
    En mayo y junio los pagos son interminables y luego aparecen las matrículas de las extraescolares… Paga doble que desaparece en un plis!
    Pero bueno, también es una época de subidón… Con todo el verano por delante!!!!
    Y ahora ya, con 11 y 14 años que tienen, es más fácil… 😉
    Laura

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s